Periodismo e Historia

La actualidad, la historia y la cultura al alcance de tu mano

Bloody Mary, más que una bebida

leave a comment »

María era el nombre de la tercera mujer en ascender al trono de Inglaterra, la que sería conocida como María I o más popularmente como María Tudor.

Durante su juventud estuvo marginada, y sería a los 37 años cuando ascendiese al trono. Contrajo matrimonio con Felipe II de España, entonces un joven príncipe, pero su breve reinado (1553-1558) dejaría un amargo recuerdo.

La vida de María Tudor estuvo marcada, desde un principio, por la fatalidad. Sus padres, Enrique VIII y Catalina de Aragón, habían esperado un varón que asegurara la sucesión al trono, pero María fue la única hija que tuvieron. Once años después del nacimiento de María, y al no poder garantizar su descendencia, Enrique VIII pidió a Roma la cancelación de su matrimonio con Catalina. Pero el Papa se negó, por lo que Enrique VIII optó por contraer matrimonio con Ana Bolena, con la que tuvo a la futura Isabel I.

La separación de sus padres le ocasionó a María Tudor un gran pesar y, frente al dilema de seguir el protestantismo de su padre o inclinarse por la fe católica de su madre, decidió por mantenerse fiel a su madre. Una ley del Parlamento inglés la despojó de la sucesión en favor de su hermanastra, la princesa Isabel. Pero María continuó apoyando a su madre.

La ejecución de Ana Bolena en 1536 mitigó el ambiente enrarecido, pero la nueva esposa de Enrique VIII, Juana Seymour, logró que María capitulara y jurara las nuevas leyes religiosas, con la consecuente marginación de la joven Isabel. Fruto del matrimonio entre Enrique VIII y Juana Seymour nació Eduardo, que fue designado el heredero de la corte. Pero Eduardo VI murió en 1553 y María ocupó el trono, con el deseo de ser fiel a la religión de su madre; un gesto de esperanza para los católicos ingleses.

María se fijó en el príncipe Felipe —hijo de Carlos V— y tras muchas dificultades finalmente el Parlamento aprobó la boda en abril de 1554. El matrimonio transcurrió en un clima sosegado entre abril de 1554 y 1555, pero entonces María emprendió una feroz represión contra todos aquellos contrarios a la reinstauración del catolicismo, condenando a la hoguera a 273 personas. La historiografía protestante posterior no iba mal encaminada cuando decidió apodar a la reina como «la sangrienta María» o, en inglés,Bloody Mary, dando origen a la denominación de la popular bebida de color rojo sangre.

Fuente: Historia National Geographic

http://www.historiang.com/

Miguel Alonso

Share

Written by siglosatras

25 noviembre, 2010 a 17:26

Publicado en Historia, Personajes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: