Periodismo e Historia

La actualidad, la historia y la cultura al alcance de tu mano

Taj Mahal: cuando el amor vence a la muerte

leave a comment »

El conjunto de edificios de mármol y piedras semipreciosas, rodeado de jardines y estanques, se encuentra situado en la ciudad de Agra, a orillas del río Yamuna (a unos 200 kilómetros al sur de Delhi, capital de la India), y constituye un claro ejemplo de la capacidad del hombre para amar y crear belleza.

Ella murió durante el parto del último de sus catorce hijos. Él, profundamente enamorado, comenzó a erigir un monumento en su honor sumido en una terrible depresión. Ésa es la historia del Taj Mahal, así es como surgió este monumento al amor cuya belleza blanca y perfecta deslumbra a los visitantes.

Los protagonistas de esta historia fueron el emperador mogol Sha Jahan y su tercera esposa, la bellísima e inteligente Mumtaz Mahal (”Joya o Luz del Palacio”), que contrajeron matrimonio en el año 1612. Fue, de las tres que tuvo, la esposa favorita del emperador y su más fiel confidente y consejera. Antes de morir, le hizo prometer que levantaría el más hermoso de los monumentos en recuerdo de su amor, y así lo haría: Sha Jahan ordenó dos años de luto y en 1631 inició la construcción de este monumento funerario cuyo esplendor, belleza, fuentes y jardines debían recordar al paraíso descrito en el Corán.

Vista aérea del Taj Mahal (lollypoopz.galeon.com)

El emperador deseaba construir para sí mismo un mausoleo en mármol negro en la otra orilla del río, una réplica del Taj Mahal que estaría unido a éste por un puente de plata, pero no pudo ser, ya que tras los veintidós años que duró la obra, el emperador cayó enfermo. Sus hijos, valiéndose de la debilidad de su padre, se dividieron el imperio y Sha Jahan terminó encerrado en la fortaleza de la ciudad, muy cerca del Taj Mahal. Desde su celda contemplaba cada día la tumba de su esposa hasta que murió en 1666.

Los datos sobre su construcción son fascinantes: más de 20.000 obreros trabajaron en ella y más de mil elefantes transportaron hasta allí mármoles, piedras semipreciosas y materiales llegados de lugares como Egipto, China o Afganistán. La leyenda cuenta, además, que el emperador, puesto que no encontraba la manera de que el encargado de la obra entendiese su sufrimiento, mando asesinar a la mujer de este y al fin así pudo entender lo que Sha Jahan quería hacer.

Existen asimismo muchas historias sobre obreros mutilados y horribles detalles referidos al desmembramiento y la mutilación que el emperador habría provocado a algunos de ellos. Incluso se cuenta que después de completar su trabajo les hacía cegar y cortar las manos para que no pudieran volver a construir un monumento que empañara la grandeza del Taj Mahal. Puede parecer sorprendente hoy en día, pero era una práctica habitual en la Antigüedad (los egipcios hacían algo similar para que los arquitectos no desvelasen los secretos y laberintos de las pirámides, por ejemplo).

Taj Mahal al borde del río Yamuna (esacademic.com)

El Taj Mahal está situado sobre una plataforma elevada y posee cuatro minaretes en cada esquina de más de doce metros de altura. Estos minaretes fueron construidos ligeramente inclinados para evitar que se cayeran sobre la tumba en caso de terremoto. La bella cúpula de 35 metros de altura, una mezquita dedicada al culto y una réplica idéntica a ésta construida al otro lado para mantener la simetría… Se trata de un conjunto arquitectónico fascinante lleno de leyendas y cuyos datos sorprenden por momentos. Está considerado el más bello ejemplo de arquitectura mogola, y combina elementos de la arquitectura islámica, persa, india y turca.

El mausoleo levantado para Sha Jahan cuando falleció es el único edificio que no guarda la simetría del Taj Mahal, pero como detalle destacado cuenta con un total de veintidós cúpulas, una por cada año que duró la construcción del complejo funerario. Cabe señalar además que las tumbas de ambos se encuentran hoy en día juntas en una cámara subterránea a la que los turistas no tienen acceso. Al fin juntos eternamente.

Miguel Alonso

Share

Written by siglosatras

19 febrero, 2011 a 14:56

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: